Nº 23 | El Musicógrafo – La revista | Noviembre 2015


Nº 23 | El Musicógrafo – La revista | Noviembre 2015

Hoy me gustaría hablaros de la importancia de una página web. Muchas bandas y artistas basan su publicidad en Internet en las redes sociales. Pero es un error hacerlo así. He asesorado a muchas bandas sobre la importancia que tiene un sitio con todo el contenido de la banda, que resulte accesible para cualquier medio de prensa.

No es lo mismo una página de Facebook que una página web. En pocos clics se puede acceder a todo el material y la información de la banda, mientras que una página de Facebook es muy dispersa y no sirve para ese menester. Es importante también para difundir el contenido y llegar a más personas, pero no es la mejor manera de promocionar a tu banda y captar nuevos fans.

¿Facebook?

La página de Facebook puede tener 15.000 seguidores, que es un número muy espectacular para una banda emergente. Pero si cada vez que publicas contenido en tu página solo recoges cincuenta o sesenta “Me gusta” de esa publicación, es que esa página no está funcionando o tus seguidores no les importa mucho lo que haces.

Es más importante tener 300 seguidores en tu página que sigan tu contenido, que miles de seguidores que no compartan lo que haces. Es un error común pensar que una banda con muchos seguidores en Facebook, que pueden ser pagados o no, es mejor banda que otra que tiene muchos menos seguidores. Pero puede sorprender que en un concierto la que menos seguidores tenga pueda agrupar a un número más elevado de fans que les apoyan. Y creo, que de eso se trata, ¿no? De que la gente venga a escuchar tu música a los conciertos.

Mejor una web

Volviendo de nuevo a la importancia de una página web, si el contenido está todo en un mismo lugar, estás dando toda la información importante en un solo sitio, que además indexará Google, y todo el mundo podrá acceder desde cualquier sitio. No importará cuando lo hayas escrito, ya que siempre estará disponible. Eso que no pasa en las redes sociales: el contenido desaparece y no es indexado por los buscadores. ¡Tenlo en cuenta!

Nº 23 | El Musicógrafo – La revista | Noviembre 2015


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *