Nº 15 | El Musicógrafo – La revista | Marzo 2015. 

Hay un sector de personas que cree que la imagen de una banda no es importante. No, no me refiero a la ropa. La imagen de banda es un portal para compactarlo todo. Como la página web, y un montón de servicios gratuitos para difundirlo. Desde la web vas difundiendo las fotos, la música y los conciertos. Después en todas las redes sociales que hay para hacerlo. Facebook no es el sitio apropiado para escuchar música, ver vídeos, ni leer nada.

Todo vale

Solo es el medio para que llegue a más gente, a quien le interese seguramente hará click en ese enlace y hará por seguirte. Si presentas un proyecto con cara y ojos, ahí es donde entra la imagen, ya que seguramente tus visitantes quedarán atraídos y podrás ganar más seguidores.

Debes buscar la manera de llegar a la gente para que escuchen tu música, vean tus vídeos y sepan quién eres. Si no se siguen esas pequeñas directrices, es difícil llegar a la gente y que el número de fans se duplique. Hay una teoría en los social media según la cual un mayor número de fans no significa más difusión. En cambio, si tienes pocos fans pero interactúan contigo en las redes sociales y comparten tus contenidos, estarás llegando a más gente con un número más pequeño de seguidores. En este caso, más puede llegar a ser menos.

No me pagan

Y ahora me gustaría volver donde lo dejamos en el número anterior (véase número 14 |Febrero 2015), y volvamos al principio. ¿Por qué no pagan los bares y salas de concierto a las bandas? Si leíste el número anterior nos quedamos en que todo cuesta dinero, y si valoras a tu banda, debes invertir en ella.

Si lo has hecho, y lo has hecho bien, ahora después de realizar fotos profesionales, una página web, videoclips brutales, la grabación del disco en un estudio de calidad y miles de seguidores en las redes sociales. Con todo ese material vas de nuevo a los locales y ya verás como el dueño te recibe de otra manera muy distinta a como lo haría si te presentas sin nada de todo eso.

Vende el producto

Tu banda es un producto, sin un buen envoltorio te costará mucho vender ese producto. Si tú mismo no inviertes en tu banda, ¿quién crees que lo va hacer? Hoy todo es imagen y posicionamiento en Internet: o estás ahí o no existes. Da igual la cantidad de horas de local que tengas y lo bueno que seas. O te sabes vender o tus conciertos serán pocos y mal pagados, en el mejor de los casos. Piensa en ello y si piensas que no tengo razón, solo debes dejarme un comentario en nuestra web. Estaré encantado de debatir contigo.