Nº4 | El Musicógrafo – La revista | Abril 2014

En este nuevo número queremos dar la bienvenida a Mar Barbados por entrar a formar parte de los colaboradores de la revista. También quisiéramos agradecer al blog Mi rollo es el indie por darnos apoyo en las redes y por querer colaborar con nosotros, aún teniendo poco tiempo para hacerlo.

Queremos crecer

Queremos seguir creciendo, aunque es costoso encontrar a gente que quiera colaborar sin esperar nada a cambio. Nosotros invitamos a todo el mundo a colaborar, aportando lo que mejor se le dé, sea cual sea su estilo musical. Sólo queremos enriquecer la revista con opiniones y aportaciones de todo tipo para conocer más bandas y, a su vez, difundir otros estilos que reciben todavía menos apoyo en los medios. Nuestra opinión no es importante, lo importante es la opinión de la gente que escucha música, sea cual sea el estilo o su procedencia o incluso su idioma. En nuestra sociedad estamos empeñados en poner etiquetas, cerrar puertas, poner muros e intentar ser lo más sectarios posibles.

¿Que estilo tocas?

Si no es un estilo concreto no vale para este medio, si no cantas en un idioma concreto tampoco es el perfil que buscamos. Eso es lo que los músicos se encuentran cada día, puertas cerradas y muros infranqueables por no adaptarse a las “condiciones” de los que se dedican a distribuir y apoyar a las bandas. Lo gracioso del caso es que las personas que critican normalmente no se han sentado a componer en su vida y creen saberlo todo sobre la música y un estilo concreto, poniendo etiquetas generalistas para poder encajar a cualquier banda en un paquete o en otro.

Lo escuchamos todo

Nosotros, que por suerte hemos escuchado a muchas bandas que empiezan, tenemos que decir que cada banda tiene su estilo y que intentar incluirla en un paquete o en otro suele ser un error. La pena es que ese sector crítico de la música es lo primero que hace, etiqueta a una banda y ahí empieza lo que se denomina el parecido razonable. ¿Todas las bandas se parecen a algo? Sí, eso es evidente. Hagamos una reflexión: ¿qué estilo de música hace U2? ¿Se parece a alguna otra banda? En la Wikipedia los etiquetan como rock, rock alternativo (sea lo que sea eso) y post-punk.

¿Etiquetas para qué?

Para nosotros, cada álbum de U2 implica una etapa distinta, con un sonido y estilo distinto, y ponerle una etiqueta a esta banda es la cosa más ridícula del mundo. Entonces, ¿por qué nos empeñamos en ponerle etiquetas a todas las bandas para poder amarlas o despreciarlas? ¿Qué pasa con Prodigy? ¿Son rock o son electrónica? Lo digo para saber si me gustan o no: si yo soy rockero, sólo me gustarán si son rockeros. ¿Ridículo, verdad? Sólo una sociedad como la nuestra crearía una barrera para encasillar a los creadores musicales.

Nosotros escuchamos primero, y si nos gusta, nos da exactamente lo mismo si se llama Lady Gaga o Smashing Pumpkins. Os recomendamos abrir bien los oídos porque, si no, os estaréis perdiendo canciones gloriosas, sonidos nuevos y bandas que no os dejarán indiferentes. Para muestra, un botón: abre la revista y a ver si descubres algo nuevo hoy.